ESTAFADORES NIGERIANOS APUNTAN A COMPAÑÍAS INDUSTRIALES