Sistemas interoperables en salud mejoran la calidad de atención 

Historia Clínica Electrónica, nace a raíz de la necesidad de cubrir el mercado de la tecnología en la salud, tanto en el sector público como privado, y apoyar en la entrega de un mejor servicio a los pacientes y todas las personas que ven involucradas.

Santiago de Chile, septiembre de 2017.- En los últimos años el país ha realizado grandes esfuerzos, tanto en el sector público como privado, para incorporar sistemas interoperables en salud, que buscan agilizar y optimizar la gestión interna y hacia los pacientes.

Un ejemplo de esto es lo desarrollado por el Fondo Nacional de Salud con su plan de digitalización de los procesos internos para alcanzar una trazabilidad financiera y sanitaria y así mejorar la experiencia del usuario, bajo estándares internacionales de comunicación. En conjunto con Corfo y el Programa Salud + Desarrollo del Comité de Transformación Digital, tienen como objetivo que de aquí al 2020 cada paciente tenga una ficha clínica electrónica.

En este contexto, Worldline, dio a conocer el concepto del servicio “eHealth” basado en Historias Clínicas Electrónicas (HCE), herramienta creada por la compañía chilena AVIS Latam, el cual permite que los centros de salud y los pacientes dispongan de toda la historia clínica a través de internet de manera segura. El software, creado para entregar soluciones integrales, logra automatizar el sistema de salud y además contribuye a la eliminación del papel y aumenta el nivel de servicio hacia los pacientes.

HCE entrega beneficios como generación de recetas electrónicas, guías clínicas y protocolos médicos, genograma, todo tipo de reportes sanitarios y de gestión de los centros y farmacias, así como también, recordatorios de medicamentos activos y próximos, gestión en línea de toma, cambio y/o cancelación de horas médicas, visualización de resultados de exámenes, recetas electrónicamente emitidas y tratamientos.

Pablo Toro, Key Account Manager de Worldline Chile, indicó que “servicios de salud pública como el de Arica han puesto en práctica el nuevo sistema con firmas electrónicas, lo cual optimiza tiempos de espera y diagnósticos, entre otras ventajas”. Y agregó que “el sistema interoperable busca mejorar la calidad de la salud a nivel global en el mediano plazo, puesto que es capaz de resolver problemas ambulatorios e incluso secundarios de salud, y además aporta en la mejora de la calidad de la salud al facilitar que los pacientes y los centros estén en línea por internet y en sus teléfonos con su Historia Clínica Electrónica”.