Millennials: Nuevos líderes para nuevos tiempos

Un estudio elaborado por una prestigiosa consultora internacional demuestra que el desafío actual de las empresas va más allá de la retención de talentos: se trata de ganar la lealtad de la generación del milenio. ¿Cómo entendemos a nuestros líderes del mañana? Newfield Consulting propone una mirada ontológica.

Santiago de Chile, septiembre de 2017.- A fines de 2015, Deloitte realizó una encuesta a cerca de 7.700 Millennials de 29 países distintos, para comprender sus ambiciones y lo que les da satisfacción en el trabajo. El resultado preliminar fue que un 44% de los encuestados declaró que, de tener la opción, les gustaría dejar sus actuales trabajos en los próximos 2 años.

¿Cómo enfrentan las empresas este nuevo desafío? ¿Cómo pasar de la atracción y retención de talentos a lograr la lealtad de los Millennials?

Los expertos de Newfield Consulting entienden la coexistencia de generaciones como un fenómeno ontológico. “Los Millennials o la denominada Generación Y -que abarca al grupo de personas nacida entre 1980 y 1985- son hijos de padres con culpa por no poder estar más tiempo con sus niños. Frente a esto, la Generación X se ayudó de todo tipo de tecnologías para estar más presentes, y por eso conectaron a sus hijos prontamente y les hicieron comprender que, en el mundo de la inmediatez, responder rápido y bien tenía que ver con el amor” comenta José Miguel Aravena, socio gerente de Newfield Consulting, y agrega que los Millennials son el resultado del aprendizaje de una generación que vivió en dificultad.

“La Generación X se reveló de un contexto complejo, en donde había que trabajar mucho para lograr salir adelante, donde lo más relevante era ser austeros, cuidar los recursos y esperar recompensas al final del camino laboral. Cuando la Generación X se revela, comienza a gastar mayor cantidad de recursos y a buscar más disfrute. Es así como a los Millennials les toca una situación acomodada, en donde sienten que tienen muchos derechos y no cargan con el peso de las dificultades que vivieron sus padres. Ellos quieren disfrutar de la vida”.

Frente a este desafío de legitimar las necesidades y aspiraciones de los Millennials -y en particular de encontrar el sentido organizacional que permita disfrutar de la vida- Newfield Consulting pone énfasis en el cultivo de las relaciones, más allá del proceso de retener talentos.

“El proceso de atracción y retención no alcanza a seducir a los Millennials. Hoy es necesario entregar un sentido y un espacio de disfrute que resuene en estos nuevos líderes y que les permita ser ellos mismos en los espacios compartidos con otras generaciones, sin que sus aspiraciones sean criticadas por sus pares. En un entorno común, lo principal es escuchar y compartir la mirada de mundo, aun cuando no sea la misma. Sólo así se pueden legitimar las necesidades de cada uno, encantando y cultivando las relaciones entre colaboradores” enfatiza José Miguel Aravena.