Confianza y Seguridad: Aspectos más valorados en la salud privada

La calidad de la atención, de los médicos y el uso de la tecnología con la que cuentan los diferentes establecimientos de salud privada, también resultan ser prioritarios para los usuarios del sector socioeconómico C2-C3, quienes prefieren contar con cobertura en este tipo de clínicas.

SANTIAGO DE CHILE, JUNIO DE 2017.- Kantar TNS, una de las agencias de investigación más grandes del mundo, llevó a cabo un estudio enfocado en el consumo de salud privada en chilenos del sector C2-C3, con el objetivo de conocer los índices de desempeño y preferencia por parte de los usuarios respecto de las diferentes clínicas privadas. El estudio, basado en la metodología TRI*M, además determina el Índex TRI*M, que permite realizar una visión comparativa respecto a la experiencia de servicio con las diferentes clínicas del país y del resto del mundo.

Uno de los principales resultados que reveló este estudio es que sólo un 6,87% del total de las preferencias declaró su inclinación por aquellas clínicas que cuentan con precios accesibles. Por otro lado, el aspecto más destacado por los encuestados fue la proyección de confianza y seguridad de la clínica hacia sus pacientes, obteniendo este punto un 15,17% de preferencias. Con esto, TRI*M revela la forma en que los chilenos se relacionan con la salud privada, siendo para la clase media primordial contar con una imagen confiable y segura por parte del establecimiento médico, por sobre su precio.

Carolina Livacic, Client Service Director de Kantar TNS Chile, asegura que “hay que destacar que a nivel total de las clínicas privadas, la confianza y la seguridad están entre los aspectos que más pesan a la hora de hablar de una buena experiencia de servicio y donde, en general, la mayoría de las clínicas están teniendo una performance similar y positiva, lo cual no está incidiendo significativamente en la preferencia de una por sobre otra”.

En segundo lugar de importancia por parte de la muestra analizada, se identificó la calidad de la atención médica, con un 15,09% de las preferencias, seguida por la calidad reconocida y certificada de los médicos tratantes, con un 13,5%, acentuando así la preferencia de ser atendidos de una manera correcta, por sobre el gasto que conlleva un buen servicio de salud.

“Los principales aspectos diferenciadores, para que los establecimientos médicos privados lideren en experiencia de servicio, se relacionan con contar con médicos de calidad reconocida y con tecnología de vanguardia (13,46%), además de una infraestructura de primer nivel (13,15%), junto con un reconocido prestigio y trayectoria (12,87%)”, agrega Carolina Livacic.

El estudio TRI*M de Kantar TNS, nos muestra que sólo uno de los prestadores de salud privada en Chile tiene un Índex de experiencia de servicio por sobre el promedio mundial de 86 puntos (en cuanto a escala de medición de -50 a 150 puntos). Sobre esta última cifra, Carolina concluye con que “esto abre oportunidades de mejora para todo el resto de los competidores en términos de salud privada, ya que al igual que en otras categorías, la percepción del nivel de servicio es determinante al momento mover las preferencias por uno u otro player, en especial, en una categoría donde lo transado es la salud”.